Los mejores balnearios del País Vasco

Contenidos
Autora: Naza Megías
Ficha actualizada el 03/07/2022

Si quieres conocer un lugar donde la cultura, la gastronomía, la historia, la naturaleza y la salud van de la mano, tienes que ir a los balnearios del País Vasco.

Bosques inmensos y mágicos de los parques naturales del Gorbea o de Carranza, maravillas costeras como la ruta del Flysch, con sus impresionantes (y únicos) acantilados, ciudades como Bilbao o Donosti, experiencias gastronómicas que te harán la boca agua, pueblos de cuento, cuevas con sorprendentes formaciones de estalactitas o pinturas rupestres

Si eso se combina con las propiedades minero-medicinales de las aguas de sus manantiales y con su gastronomía, capaz de hacer la boca agua, ¿qué más se le puede pedir a una escapada?

Pues para ponértelo aún más difícil a la hora de decidir las actividades que vas a realizar durante tu estancia en Euskadi (no nos lo tengas en cuenta… nosotras no tenemos la culpa de que haya tantas maravillas juntas…), te presentamos nuestra selección de balnearios del País Vasco, para que pases una escapada de ensueño mientras mimas tu cuerpo y tu mente.

¿Empezamos?

 

¿Qué tienen los balnearios del País Vasco para ser tan especiales?

Los balnearios del País Vasco son únicos por muchas razones, pero en ellos hay algo que destaca: la historia y sus aguas.

Al contrario que en otras regiones, aquí las aguas que encontrarás son más bien frías y brotan, en general, a entre 20º y 30º de temperatura.

Pero lo que los hace verdaderamente especiales es su historia y su arquitectura. Ubicados en edificios con mucha solera y tradición, algunos de ellos del siglo XVIII, estar entre sus muros es como retroceder en el tiempo.

Tabla de contenidos
Contenidos
Los mejores balnearios del País Vasco

Hotel Balneario Casa Pallotti (Termas de Molinar)

Empezaremos por este coqueto balneario, el Hotel Balneario Casa Pallotti, que te enamorará en cuanto lo divises. En sus austeras habitaciones podrás relajarte y descansar, viviendo una experiencia similar a la que vivían los bañistas de principios del siglo XX.

Este balneario de Bizkaia está ubicado en pleno Valle de Carranza, a 50km de Bilbao y muy cerca de Santander, Laredo y Castro Urdiales, así que puede ser un maravilloso punto de partida para explorar no solo sus bosques, sino también la Costa Cantábrica.

Su edificio, que recuerda a las construcciones alpinas, se construyó en 1845, solo dos años después de que sus aguas, que brotan a unos 30º - 31º y están especialmente indicadas para reumatismos y problemas del sistema nervioso por sus propiedades antiinflamatorias y sedantes, fueran declaradas de utilidad pública.

Uno de sus puntos fuertes es la cocina casera (aunque si no lo fuera, seguro que encuentras unos cuantos restaurantes que te dejarán muy buen sabor de boca).

Y respecto a sus alrededores, no te pierdas las rutas por la naturaleza, ya sea a pie o en bicicleta, ni mucho menos las Cuevas de Pozalagua, descubiertas en 1957, durante los trabajos en la cercana cantera y con unas impresionantes estalactitas, estalagmitas y excéntricas (formaciones que crecen en cualquier dirección, sin orden ni control, desafiando la ley de la gravedad).

¡Menudo rincón para pasar un rato en paz!

Ficha completa del Hotel Balneario Casa Pallotti

Hotel Balneario Orduña Plaza

En pleno centro de la ciudad de Orduña se encuentra uno de los pocos balnearios urbanos que encontrarás en España, el Hotel Balneario Orduña Plaza.

Sus aguas, frías, brotan a una temperatura máxima de 20º del manantial de Muera - Arbieto y están indicadas en terapias contra dolencias reumáticas y articulares, anemias afecciones del hígado, para mejorar la circulación y problemas dermatológicos como la psoriasis, para el sistema nervioso y las vías respiratorias.

Es curioso que no es el primer balneario que tuvo Orduña. El primitivo estaba situado más al norte, en el punto en que se cierra el valle.

El actual, donde puedes alojarte y disfrutar de una experiencia termal única está ubicado en el edificio de la antigua aduana de Orduña, una construcción neoclásica del siglo XVIII, catalogada como Bien de Interés Patrimonial.

Por su situación, entre Bilbao y Vitoria, puede ser un buen lugar desde el que recorrer el País Vasco y empaparte de todo lo que tiene que ofrecer esta rica tierra.

Ficha completa del Hotel Balneario Orduña Plaza

Hotel Balneario Areatza

Seguimos en Bizkaia, en este relajante recorrido por los balnearios del País Vasco.

El Balneario de Areatza es otro punto ideal para empezar a recorrer Euskadi, ya que está situado a unos 30 minutos de Bilbao y Vitoria y a una hora de Donosti.

En las faldas del Parque Natural del Gorbea, podrás perderte en bosques de cuento, en un entorno prácticamente virgen, antes o después de mimar tu cuerpo y tu mente en sus aguas, indicadas para afecciones dermatológicas, reumatológicas, respiratorias y traumatológicas.

Además, este balneario tiene una peculiaridad que no encontrarás en otros balnearios del País Vasco: tiene una pileta de agua salada del manantial de la Muera.

Si vas a este balneario seguro que podrás acercarte a degustar los mejores pintxos de la zona y a conocer la ruta de los Flysch, las construcciones rocosas naturales que forman acantilados únicos en la costa del Cantábrico y que son referencia geológica mundial.

Ficha completa del Hotel Balneario Areatza

Balneario Cestona

Y no podíamos terminar este periplo por los balnearios del País Vasco sin hacer mención al que es, posiblemente, uno de los más antiguos de España: el Balneario de Cestona.

Construido en 1760 en la localidad de Zestoa (Guipuzkoa) es el único de este estilo (y de su edad) que se conserva en el País Vasco.

Se alimenta de dos manantiales: el Manantial de San Ignacio y el de Nuestra Señora de la Natividad, y sus aguas, declaradas de utilidad pública en 1792, son diuréticas, indicadas para el tratamiento de lesiones y curas, para el alivio de problemas intestinales y alteraciones cutáneas como la dermatitis y la psoriasis.

En 1804 abrió como Casa de Baños y en 1893 se construyó el Gran Hotel, su edificio insignia, construido al estilo de los Balnearios Europeos del siglo XIX y que conserva elementos históricos como la imponente escalera o los distintos comedores (de Gala, de Caza, el Salón Árabe…).

Está “repartido” en dos edificios: el Gran Hotel y, al otro lado del río, unido por una pasarela que lo cruza, el segundo edificio, más moderno.

Y por su ubicación, en el valle del río Urola, puedes visitar lugares tan interesantes como la cueva de Ekain, que posee las pinturas rupestres más espectaculares de la Costa Vasca, disfrutar de las vistas de Zumaia o hacer una excursión a majestuoso complejo del Santuario de Loiola.

Ficha completa del Balneario Cestona

Desde luego, lo que te auguramos con casi total seguridad es que en los balnearios del País Vasco lo único que no vas a poder hacer es aburrirte.

Ya sea disfrutando de la naturaleza, de sus monumentos, o de su gastronomía, la visita a los balnearios del País Vasco es una cita que no puedes perderte.

Suscríbete y recibirás un email mensual con todas las ofertas y descuentos de los establecimientos que más te interesen.