Las aguas termales de Ourense

Contenidos
Autora: Dumia Pernas
Ficha actualizada el 03/07/2022

Ya los romanos conocían los beneficios de las aguas de la Gallaecia. Todo el suelo gallego cuenta con una gran riqueza mineromedicinal. De hecho, están catalogadas más de 300 captaciones de aguas mineromedicinales, de las cuales unas 20 tienen calificación de balneario, convirtiendo a Galicia en un lugar de referencia en este terreno. Dentro de Galicia, destaca la zona de Ourense, que se asocia rápido a esas aguas milagrosas que brotan de la tierra “borboteantes” y calientes. Y es que la tradición termal en toda la provincia ourensana se remonta muchos siglos atrás, incluso antes de la invasión romana. Amplia es la oferta de la provincia en cuanto a espacios termales –gratuitos y de pago-, balnearios, hoteles-balneario, etc. ¡Vamos a desentrañar un poco los misterios de esta oferta!

Tabla de contenidos
Contenidos
Aguas termales de Ourense

1. Termal desde su origen

El propio origen de la ciudad está vinculado con la intensa actividad termal de la zona, actividad, que, por supuesto, llega hasta nuestros días. Fueron legionarios romanos los que establecieron el primer asentamiento en el área, llamado Aquis Aurienses, precisamente para aprovechar las propiedades de las aguas que aquí había. Los romanos fueron los más organizados –no se les puede acusar de lo contrario-, pero ya pobladores anteriores de la zona disfrutaban de este regalo de la naturaleza: las termas de Ourense.

 

2. Ourense ciudad

Está claro que la capital de la provincia, la ciudad de Ourense es un gran destino para disfrutar de las cálidas aguas mineromedicinales en las diversas opciones que brinda, gracias a la gran cantidad de agua que discurre bajo la ciudad: largos acuíferos a gran profundidad, que brotan a la superficie con un enorme caudal y altas temperaturas. De hecho, una de las teorías sobre el origen del topónimo Ourense hace referencia a las aguas termales. Según esta teoría, el nombre de la ciudad vendría de la existencia de “aguas abrasadoras” en su territorio. Estas aguas termales se forman debido a la filtración del agua de lluvia a través de las fracturas del suelo granítico. Al llegar a las capas inferiores de la tierra, entran en contacto con las placas terrestres y se calientan. El juego de presiones internas provoca que vuelvan a manar a la superficie, adquiriendo las propiedades minerales de las rocas por las que fluye.

Nota: antes de visitarlos se aconseja consultar las posibles contraindicaciones en los enlaces de cada espacio termal y, en todos los casos, es necesario llevar ropa de baño, toalla-albornoz y calzado apropiado (idealmente, cangrejeras o escarpines). Los horarios pueden variar según la época del año.

 

Las fuentes de As Burgas que hoy conocemos fueron construidas entre los siglos XVII y XIX. Este grupo de burgas está situado en el centro histórico de la ciudad y está compuesto por tres diferentes: Burga de Arriba, Burga do medio (pegada al muro y de estilo moderno) y Burga de Abaixo. El conjunto termal de as Burgas, uno de los más afamados entre las termas de Ourense, fue catalogado como Conjunto Histórico-Artístico en 1975 y Bien de Interés Cultural en 2007.

Muestra de la intensa actividad de aguas termales en la zona de las Burgas, señalar que hay otros manantiales termales en un radio inferior a los 300 metros. Destacan, entre otros, los que nutren los llamados Baños de Outeiro, antigua casa de baños de la calle Progreso (número 19), donde las aguas surgen en temperaturas entre los 22ºC y 45ºC; así como los cinco manantiales que alimentaban los ya inexistentes baños de “La Moderna”, en la calle do Rastro (número 1), cuyas temperaturas se sitúan entre los 47ºC y 57ºC.

Ficha completa del Recinto Termal de las Burgas

Recinto Termal As Burgas

3. Ruta termal en Ourense

Pero no toda la actividad termal está en el centro de la ciudad. La llamada Ruta Termal se inicia en la orilla derecha del río Miño, a pocos metros del Puente del Milenio. Así, si el visitante toma como referencia el enorme Puente del Milenio, puede gozar de una sucesión de 7 circuitos termales: A Chavasqueira, O Tinteiro, Muíño da Veiga, Termas de Outariz, Piscinas de Outariz y Burga de Canedo, además de la fuente de Reza al final del recorrido. Es siempre aconsejable contrastar con la Oficina de Turismo de Ourense antes de hacer una visita a las termas de Ourense próximas al río, para asegurarse de que están en funcionamiento (es habitual que se inunden debido a crecidas del río) y del horario exacto de apertura. Hacer el recorrido —de unos siete kilómetros— a pie es totalmente aconsejable, pues es precioso, ya que discurre a orillas del Miño. Sin embargo, se puede también acceder en transporte público (ver las indicaciones en relación a cada terma), en el turístico Tren das Termas o en coche privado, pues existen diversos lugares habilitados para el aparcamiento.

 

También conocida como Caldas do Bispo (en referencia al Cardenal Quevedo, quien ordenó acondicionarlas para los visitantes enfermos), la zona termal de A Chavasqueira se divide en dos partes: unas pequeñas termas gratuitas y una estación termal de pago. El acceso es sencillo, pues cuenta con parada de bus urbano (línea 26, Chavasqueira-Residencia) y aparcamiento gratuito en las cercanías.

Ficha completa de las Termas A Chavasqueira

 

  • O Tinteiro

A tan sólo 500 metros de A Chavasqueira, y después de un camino de reflexoterapia llamado Xardín terapéutico dos pes descalzos (Jardín terapéutico de los pies descalzos) se encuentra O Tinteiro, que podríamos definir como una fuente-mirador.

En diversas pilas fluyen aguas medicinales que manan a más de 40ºC y están recomendadas para las afecciones cutáneas. Desde mucho tiempo atrás se les han atribuido poderes curativos: cicatrización de heridas, contra el acné, úlceras varicosas, eczemas atópicos, etc. Son aguas de mineralización débil, alcalinas, sulfuradas, fluoradas y mesotermales.

 

Siguiendo el camino, a algo más de 2 kilómetros de distancia desde O Tinteiro y rodeado de vegetación de ribera, se sitúa el conjunto termal Muíño da Veiga. Se encuentra este circuito termal al lado de un molino (del que toma el nombre) y en la mismísima orilla del Miño, lugar ideal para tomar el sol después de darse un baño.

Ficha completa de las Termas do Muiño da Veiga

 

Es la mayor zona termal del Ayuntamiento de Ourense. Cuenta con una estación termal (Termas de Outariz) y dos áreas de termas gratuitas: Pozas de Outariz y Burga de Canedo (cada una a un lado de la pasarela que las conecta).

Ficha completa de las Termas de Outariz,

 

  • Fonte de Reza y Paseo das Ninfas

Dejando atrás Outariz, un sendero discurre por el margen izquierdo del río Miño. Recibe el nombre de Paseo das Ninfas y lleva al paseante hasta la fuente de Reza. Esta fuente, que funciona por bombeo (como en las películas del Oeste) está alimentada por una veta que cruza el río desde la otra orilla, con unas aguas muy similares a las de O Tinteiro. De la fuente el agua sale a 32ºC y son aguas de mineralización débil, alcalinas, sulforadas y fluoradas, con propiedades beneficiosas para la piel y anticatarrales. Es fácil llegar hasta aquí siguiendo la Ruta Termal, en autobús urbano (línea 5, Reza-Ceboliño) o en coche.

 

Aguas termales Ourense

4. Dejando atrás la capital: Ribadavía, Cenlle, Lobios y Bande

En nuestro recorrido termal por la provincia de Ourense, nos acercamos ahora a la preciosa Ribadavia. A pocos kilómetros de esta villa se encuentran, rodeadas de bosques, las Termas de Prexigueiro. Concretamente, se encuentra en la parroquia de Francelos y, sin duda, merece la pena la visita.

Ficha completa de las Termas Prexigueiro

 

  • Termas de Cenlle o Pozas de Barbantes

Estas termas, de acceso gratuito, se encuentran en una amplia zona ajardinada con merenderos y cuentan con 3 pozas de agua termal de agua templada —entre 21 y 28 ºC—. Están situadas en el municipio de Cenlle, concretamente en la parroquia de A Barca de Barbantes (San Antón).

Las Termas de Cenlle se ubican en una de las orillas del Miño y cuentan con una zona de aparcamiento bastante amplia, duchas, aseos y un pequeño chiringuito (además de área para autocaravanas). Las aguas que manan en las Termas de Cenlle son hipotermales de mineralización débil, bicarbonatadas, alcalinas, sódicas, magnésicas y cloruradas. Están indicadas especialmente contra la artritis, reuma y problemas de la piel.

Para aquellos que disfruten con el senderismo, en los alrededores hay diversas rutas de diferente longitud: Paseo Termal do Miño, Calzada Romana o Cova da Moura, entre otros. Hay también un Circuito de Orientación Deportivo que sigue un recorrido trazado por postes señalizados.

Nota: consultar el horario antes de la visita, pues no abren todo el año.

 

  • Termas de Lobios en Río Caldo

Nuevamente, hacemos mención a unas termas con acceso gratuito y situadas en plena naturaleza. Tienen origen romano y se situaban cerca del asentamiento Aquis Originis, al que llegaba la Vía Romana XVIII (también llamada Vía Nova) que servía de unión entre Bracara Augusta y Asturica Augusta (es decir, entre Braga y Astorga). Estas termas se encuentran en la parroquia de Lobios y son conocidas como “Os Baños”.

Se puede disfrutar del baño tanto en la piscina termal habilitada como en ciertas zonas del propio lecho del río. Además, existe una gran área recreativa y una playa fluvial en la zona. Las aguas que manan aquí surgen entre los 55ºC y 77ºC y por su mineralización son bicarbonatado-sódicas y fluoradas. Están especialmente indicadas para el aparato digestivo, respiratorio, afecciones dermatológicas, hepáticas, reumáticas y artríticas.

 

  • Bande y su famoso Aquis Querquernnis

La zona de Bande es conocida por los impresionantes restos del asentamiento romano Aquis Querquernnis. Todos sabemos que a los romanos les “pirraban” las aguas calentitas que manaban de la tierra. Por supuesto, Bande no es una excepción: aquí manan a 14 litros por segundo abundantes aguas termales a una temperatura entre los 36ºC y 48ºC. Son aguas de mineralización débil, con composición bicarbonatada-sódica, litínica y fluorada, a las que se atribuyen propiedades beneficiosas contra el reumatismo y las enfermedades de la piel, así como para el aparato digestivo y las vías respiratorias. Las termas de Bande se componen de tres pozas y varias fuentes termales, inmersas en un bonito paisaje, concretamente en el lugar de Porto Quintela, en el municipio de Bande, a la orilla del embalse de las Conchas (que hasta no hace mucho anegaba la zona de las termas). El visitante puede vivir una experiencia muy especial, puesto que el baño se realiza en las mismas bañeras romanas recuperadas.

Balneario de Carballiño

5. ¿Qué pasa en O Carballiño?

Vamos a centrarnos por un momento en la zona de O Carballiño, famosa también por su tradición gastronómica del pulpo. Esta zona —próxima a la capital de provincia— cuenta con media docena de zonas de gran importancia termal. Por supuesto, las más famosas son el Gran Balneario do Carballiño o Caldas de Partovia, pero también hay otras más desconocidas.

O Carballiño es una zona de gran actividad agrícola-ganadera y comercial. La capital de la comarca nace en relación directa con la feria, pero rápidamente adquirieron fama sus aguas termales.

 

El Gran Balneario se nutre del manantial más importante de aguas minero-medicinales de la región. Cercano al Parque Municipal, el Gran Balneario, que abrió sus puertas a principios del siglo XIX, se encuentra en el margen izquierdo del río Armenteiro, rodeado de una arboleda de robles y hayas centenarios.

Ficha completa del Gran Balneario de O Carballiño

 

Diversos investigadores hablan de que ya los romanos disfrutaban de las aguas de este balneario que se encuentra a 2 kilómetros de la villa de O Carballiño. Durante la Edad Media serían los monjes del monasterio de Oseira los que se beneficiaban de sus propiedades, hasta que llega a manos municipales en el siglo XIX, siglo en el que abriría sus puertas como balneario “moderno”. Tras una reforma, en 2017, este balneario de larga historia llega hasta nuestros días plenamente adaptado al presente e inserto en el entorno natural que lo rodea.

Ficha completa del Balneario Caldas de Partovia

 

  • Baniño de Arcos

También en la capital de la comarca, O Carballiño, se sitúa el conocido como O Bañiño de Arcos, junto al río Arenteiro. Dotado de fuente y estanque con cubierta, se encuentra al final del paseo que discurre por la orilla del río Arenteiro. Las aguas que brotan aquí están indicadas para afecciones dermatológicas y hepáticas.

 

6. Otras termas menos conocidas

En O Carballiño

Aguas termales brotan también en Brués, Moldes y Ponterriza —todas en el ayuntamiento de Boborás—, en A Rañoa (Maside), Sona (Partovia) y en Punxín.

El manantial de Caldas de Brués se sitúa en el margen izquierdo del río Viñao, muy cerca de su cauce. Está próximo a diversos núcleos de población: Riande, Conchouso, Souto y Fontenla. Actualmente se puede encontrar una pila excavada en la roca de donde brota un caudal de 4 litros por segundo a una temperatura de unos 27ºC. Son aguas de mineralización débil, bicarbonatadas sódicas, fluoruradas y sulfuradas (de ahí el olorcillo a huevos podridos que hay alrededor). Por sus propiedades están indicadas para el aparato digestivo, el hígado, reuma, artritis, enfermedades metabólicas, vías respiratorias y afecciones dermatológicas.

También en Ponterriza existe una fuente termal con cierta fama de curaciones, situada cerca de un pequeño puente que atraviesa el río. El conjunto donde se encuentra la fuente se completa con un lavadero y un cruceiro. Esta fuente está bastante olvidada por las autoridades.

Lo mismo parece suceder en el caso de A Rañoa, a 500 metros de Maside, cuyo entorno se encuentra en mal estado. Este espacio termal, donde se ubican dos piscinas (una para adultos y otra para niños) y una fuente, es alimentado por cuatro manantiales naturales que surten de agua a unos 21ºC, de composición sulfurada-bicarbonatada sódica de débil mineralización, ideal contra las afecciones del aparato digestivo, hígado y riñón.

En Punxín se encuentran las Termas de Quintas, área termal junto al río Barbantiño, constituido por dos pequeñas piscinas de pizarra y piedra. Las temperaturas de las aguas que alimentan estas piscinas superan los 27ºC. En las cercanías se encuentra una pequeña playa fluvial.

 

Fonte Piñeira y Fonte do Sapo

Muy cerca de la localidad de Castro Caldelas se encuentra el manantial de Fonte Piñeira, recogido en una especie de depósito circular. El agua que mana se vierte sobre un pequeño riachuelo. El olor a huevos podridos hace patente la presencia del azufre en sus aguas (alcalinas, sulfuradas y fluoradas). Estas aguas —especialmente indicadas para procesos reumatológicos, dermatológicos y digestivos— manan a una temperatura de 12ºC. Por su parte, el manantial Fonte do Sapo, situado a 2 kilómetros del centro de Verín e inserto en un espacio recreativo y en la Ruta Termal Verín-Chaves-Vidago se encuentra este manantial, uno de los más populares de la villa. Tiene gran reputación en relación a tratamientos de problemas respiratorios y dermatológicos.

 

Hoteles balneario de la provincia de Ourense

7. Balnearios y Hoteles-balneario de la provincia de Ourense

De espíritu modernista, este balneario fue levantado en 1937 junto a las aguas del río Miño y rodeado de naturaleza. Sin embargo, las aguas de sus manantiales se vienen utilizando desde principios del siglo XIX (aunque se conocían con anterioridad). 

Ficha completa del Balneario de Cortegada

 

El hotel-balneario de Arnoia fue construido en 1995, en un privilegiado lugar junto al río Miño, en pleno corazón del Ribeiro. Está rodeado de montañas y jardines y a tan sólo 34 kilómetros de distancia de la capital y 5 kilómetros de la villa de Ribadavia.

Ficha completa del Arnoia Caldaria Hotel Balneario

 

A las mismas puertas de la Ribeira Sacra, en pleno valle de O Medo, se encuentra la localidad de Baños de Molgas (a unos 24 kilómetros de la ciudad de Ourense), en la cual se asienta este famoso hotel-balneario. Es una zona rural que está bañada por tres ríos —Tioira, Sor y Arnoia (junto al cual se sitúa el hotel-balneario)— y poblado de grandes arboledas.

Ficha completa del Balneario Hotel Baños de Molgas.

 

Burga de Baños de Molgas

También en las proximidades inmediatas del río Arnoia, concretamente al lado de la Ponte Vella (“puente viejo”), se encuentra la Burga de Baños de Molgas. Se trata de una fuente termal pública, alimentada por aguas que brotan a temperaturas de entre 28ºC y 49ºC. Están especialmente indicadas para tratamientos de reuma, artritis y gota. El agua caliente mana por un caño inserto en una fuente del siglo XIX y se vierte en una pila cuadrangular, para ser conducida hasta dos pilones de piedra (uno destinado a lavadero y el otro destinado a zona de baño) protegidos por una cubierta.

 

En 2001, con el cambio de milenio, se inaugura la villa termal de Laias, a orillas del río Miño, en el municipio de Cenlle. En la zona existió un balneario previo, pero quedó inundado por el embalse de Castrelo de Miño. El balneario de Laias, situado en pleno corazón de la comarca famosa por el vino del Ribeiro, está a unos 15 kilómetros de Ourense, 17 de Ribadavia y 23 de O Carballiño.

Ficha completa de Laias Caldaria Hotel Balneario

 

En 2002 abre al público la Villa Termal de Lobios, situada en el pueblo de Riocaldo, muy próximo al parque natural Baixa Limia – Xurés y a unos 70 kilómetros de Ourense. En 1773 los vecinos de la zona construyeron una pequeña casa de baños termales, con zonas comunes de descanso y diferentes servicios, que permaneció activa hasta el siglo XX. Sin embargo, la construcción del actual balneario dejó al descubierto restos arqueológicos de antiguas termas romanas.

Ficha completa del Lobios Caldaria Hotel Balneario

 

  • El caso peculiar del Balneario de Berán

Situado en la localidad ourensana de Berán, en el ayuntamiento de Leiro, mana una fuente termal con aguas a temperaturas de unos 28ºC y que están indicadas para problemas respiratorios, hepáticos, digestivos y dermatológicos. Estas aguas nutren a dos complejos. El primero de ellos, el conocido como el Balneario Viejo, está en funcionamiento y tiene como protagonista una piscina al aire libre, así como diversas bañeras individuales, vestuarios, duchas y una fuente para poder beber las aguas. El “Balneario Nuevo”, sin embargo, ha permanecido cerrado muchos años después de su construcción.

 

Las aguas termales de Ourense

8. Balnearios y Hoteles-balneario ourensanos actualmente abandonados

  • Balneario de Augas de Vilaza-Requeixo

Situado en el Ayuntamiento de Monterrei, en la zona de Requeixo, este espacio es propiedad de la compañía Augas de Fontenova S.A. –al igual que la antigua embotelladora-, se encuentra en estado de abandono, al parecer a la espera de que se lleven a cabo proyectos de recuperación de las instalaciones (dos edificios, un espacio de buvette y un almacén de servicio) y reacondicionamiento del entorno Las aguas que aquí brotan son bicarbonatadas, sódicas, litínicas y fluoradas y surgen a una temperatura de 20ºC. Por sus características, están especialmente indicadas para afecciones hepato-digestivas, renales y urinarias.

 

  • Hotel-balneario de Cabreiroá

Cabreiroá es conocida especialmente por su agua embotellada. Sin embargo, aunque permanece cerrado desde 1961, el Hotel-Balneario de Cabreiroá gozó de renombre durante años. Se encuentra situado a poco más de 1 kilómetro del centro de la villa de Verín y se nutre de aguas bicarbonatadas, sódicas, litínicas y acídulas, que manan a 18ºC.

 

  • Balneario de Mondón

Las aguas ferruginosas que manan en el lugar dieron origen al Balneario de Mondón, situado en el lugar de Santo Tomás de Beto, fundado en 1903. Las instalaciones contaban con una capilla dedicada a Santo Tomás, edificio de baños y alojamiento. La construcción del embalse de Santa Eulalia en 1967 propició su abandono definitivo al aumentar en gran medida su aislamiento.

 

  • Balneario de Santiago das Caldas

Varios manantiales —Las Cladas, La Piedra, Santa Lucía y Burga— abastecían a un baño público y descubierto, en el que cabían 24 personas y del que se conocen referencias documentadas desde el siglo XVII. En el último tercio del siglo XIX se levantarían nuevas instalaciones para el disfrute de sus aguas alcalinas, silicatadas y sulfhídricas que manan a 39ºC. Se encuentra abandonado desde la década de 1970.

 

  • Balneario de Bembibre

Aunque existen diferentes propuestas de dinamización del espacio, continúa inactivo en la actualidad. Fue la calidad de las aguas (bicarbonatadas, radiactivas y sulfuradas) lo que dio fama al manantial que acabaría dando origen al balneario de Bembibre. Las instalaciones estuvieron activas entre 1896 (fecha de construcción del edificio) hasta 1956, aunque su aprovechamiento y fama se remontan siglos atrás.

 

  • Balneario de Caldeliñas

Junto al de Sousas fue uno de los manantiales más populares de la zona de Verín. De hecho, ambos compartían dirección médica y asentaron el desarrollo del termalismo en Verín (con Cabreiroá y Fontenova). Las instalaciones del balneario de Caldeliñas estuvo en funcionamiento desde 1890, momento en que están documentadas las primeras construcciones, hasta 1946. Aguas bicarbonatadas-sódicas, litínicas y fluoradas, con temperatura de surgencia de 24ºC brotan en este manantial.

 

Sus aguas bicarbonatadas-sódicas, litínicas y fluoradas fueron muy utilizadas, ya desde época romana. Sería, sin embargo, desde su descubrimiento en el siglo XVIII cuando aumente su fama, que derivará en la construcción de la primera fuente a principios del siglo XIX. Se vivirían diversas ampliaciones y estaría en funcionamiento hasta la década de 1960. En la actualidad, sólo sigue en funcionamiento la embotelladora, aunque también se pueden visitar el espacio ajardinado y la buvette.

Ficha completa del Balneario de Sousas

 

  • Balneario de Fontenova

El balneario de Fontenova, situado en el municipio de Verín, abre sus puertas en 1907, año en que también sería premiada la calidad de sus aguas. En 1933 incorporaría una embotelladora y, tras la Guerra Civil, el establecimiento quedaría inactivo. Así continúa hoy en día, aunque se pueden visitar sus antiguas instalaciones, donde las protagonistas eran las aguas bicarbonatadas-sódicas, carbónicas y fluoradas, con una temperatura de surgencia de 18ºC.

 

Hasta aquí llega nuestro recorrido por las maravillas termales de la provincia de Ourense. ¡Esperamos que os haya parecido interesante y os animéis a disfrutar de todas estas maravillas!

Suscríbete y recibirás un email mensual con todas las ofertas y descuentos de los establecimientos que más te interesen.