Masajes de pies y manos

Contenidos

La reflexoterapia tiene que ver con los masajes de pies y con los masajes de manos. Reflexoterapia (del francés réflexe que significa 'reflejo' y thérapie que significa 'terapia') es tratar ciertas enfermedades por medio de masajes en puntos concretos de pies y/o manos con el objetivo de estimular las capacidades curativas del organismo. De ahí que los masajes en las extremidades del cuerpo sean tan sanos y que, en algunos casos, se recomienden masajes de pies para aliviar los síntomas de enfermedades como el cáncer de mama o la esclerosis, así como efectos secundarios derivados de sus tratamientos (muy especialmente en el caso del cáncer de mama).

Como la reflexología podal (esto es, en los pies) actúa en muchos casos como analgésico natural, está altamente recomendada para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. Y no solo eso. También ayuda a mejorar la circulación de las piernas tanto en hombres como en mujeres, reduciendo la hinchazón y mejorando el riego sanguíneo (con todos los beneficios que ello conlleva).   

Pero ojo que no estamos diciendo que todos los masajes de pies y manos sean reflexoterapia. Unos lo son, otros no. También podemos darnos masajes en pies y manos meramente relajantes. Estos masajes seguro mejorarán nuestra salud mental ya que contribuirán a la relajación de pies, manos y mente, aliviarán el cansancio y mejorarán la circulación. Los masajes en manos y pies sirven además para embellecer estar zonas del cuerpo, limpiarlas, hidratarlas y asegurarnos de que están sanas (o, si no lo están, tratarlas).

Terapéuticos o relajantes los masajes de manos y muy especialmente de pies son casi siempre un placer. No importa si te los haces en la inmaculada cabina de un spa, en un salón de masajes tailandés mientras te pones al día con tu mejor amiga, o en tu habitación mientras ves tu serie de Netflix favorita. Hay muchas opciones para masajear manos y pies y todas son buenas y sanas, un atajo para relajarte rápido, combatir el estrés y dormir mejor todos los días de la semana.

Tipos de masajes para pies

Existen mil tipos de masajes de pies y formas de aplicar la reflexología podal. Si no sabes por dónde empezar, ahí van unas cuantas ideas para todo tipo de gustos, deseos y presupuestos. Si los pruebas (o los has probado ya), cuéntanos qué tal. ¡Queremos saber qué te han parecido!

Masajes con agua (hidroterapia)

Puedes darte masajes de agua en los pies prácticamente en todos los centros termales. De hecho, cada vez son más los balnearios, spas y talasos que cuentan con una sección específica para los pies: el pediluvio (del latín ped que significa 'pie' y luere 'lavar'). El pediluvio hunde su raíces en la tradición romana y, a día de hoy, su forma más común es la de un camino de piedras que hacemos con pies y piernas desnudas. Al caminar por este sendero masajearemos las plantas de los pies (que pueden estar o no sumergidos en aguas de diferentes temperaturas) y nuestras piernas recibirán chorros de presión de los laterales. ¿Resultado? Relax en nuestras extremidades inferiores y reactivación de la circulación de la sangre de rodilla para abajo, con la consecuente eliminación de líquidos y toxinas que, a su vez, ayudan a evitar las varices en las pantorrillas.

La versión casera del pediluvio del spa son los masajeadores de hidromasaje para pies. Estas maquinitas son fáciles de usar, tan solo necesitas un enchufe y un poco de agua. Metes los pies, enciendes y, ¡a disfrutar! Puedes utilizar el masajeador de pie mientras ves una peli en el salón, esperas a que se hagan las lentejas o estás en una reunión por Skype con tus compañeros de trabajo. Los hay más caros y más baratos pero, en general, tienen precios bastantes populares y, además de reactivar la circulación de la sangre, pueden tener funciones extra como aliviar dolores. A algunas funciones también puedes añadirles esencias o jabones específicos para potenciar la limpieza, la hidratación o el cuidado de pieles y uñas. No te vamos a engañar, a nosotras un masajes de burbujas en los pies antes de ir a dormir nos sienta fenomenal.

Masajes con calor

Si no eres de las que gustan de poner los pies a remojo, otra opción casera de masaje de pies con aire. Se trata de un masajeador que puedes usar fácilmente en casa (mientras ves la tele, teletrabajas, etc.) y tienen doble función. Por la parte de abajo, por la planta del pie, efectúa un masaje con presiones y rodillos mientras que por la parte superior inyecta aire más o menos caliente o frío, a gusto del consumidor. ¿Ventajas sobre el masajeador de pies con agua? Que no tiene agua, por lo que a muchas personas les es más cómodo (y les da menos pereza) usarlo a diario.

Masajes con parafina

Llamamos masajes de pies con parafina a aquellos masajes que previamente incluyen un baño en parafina. Estos pueden ser realizados por profesionales (en el spa, en el centro de belleza, etc.) o en casa (utilizando sencillos calentadores de parafina y algún tipo de masajista o masajeador). El resultado es unos pies y unas uñas bien hidratados (gracias a la parafina) y una reactivación de la circulación de la sangre con todos los beneficios que ello conlleva, relajación y alivio de cansancio y estrés incluidos (gracias al masaje).

Masajes exfoliantes

Además de relajar, los masajes exfoliantes para pies buscan limpiar a fondo tus extremidades inferiores. Para realizarlos requieren de un gel exfoliante para pies que, generalmente, es más fuerte que los geles exfoliantes para manos y mucho más fuerte que los geles exfoliantes para la cara. ¡Bajo ningún concepto se te ocurra utilizar un gel exfoliante de pies en la cara! Otra opción para  exfoliar tus pies son las mascarillas exfoliantes para pies. Estas limpian pero no requieren masaje y nosotras, siempre que se pueda, nos quedamos con el masaje.

Masajes con aceites

Los masajes de pies con aceites pueden ser relajantes o parte de un tratamiento de reflexoterapia. Se diferencian de otros masajes porque estos, en lugar de implicar agua, calor o geles que luego se retiran requieren de aceites. Existen todo tipo de aceites para hacer masajes de pies y, en función de sus ingredientes, tienen olores, texturas y propiedades diferentes. ¡Elige el que a ti más te guste! Además, muchas veces los aceites para pies sirven también para las manos y para el resto del cuerpo así que, si te interesan este tipo de masajes, no dejes de comprar el bote grande.

Masajes hidratantes

Los masajes hidratantes de pies son aquellos masajes hechos con productos que, valga la redundancia, hidratan nuestros pies. Como ya  hemos visto, para hidratar nuestros pies podemos usar agua, geles, parafinas, aceites y, por supuesto, cremas hidratantes. Y, como ocurría anteriormente, hay casi tantas cremas hidratantes para los pies como posibilidades para ellos. Investiga y escoge la que más te guste.

Masajes de pies tailandeses

Si has estado alguna vez en Tailandia seguramente no hace falta que te explique de lo que hablo, pero si aún no has viajado al país de las sonrisas (y los masajes) ahí va mi explicación. Un masaje de pies tailandés es un masaje de pies manual que se realiza en un salón de masaje o en un spa. Existen diferentes versiones, pero todas suelen incluir remojado de pies previo para limpiarlos y ablandarlos y un masaje de entre 30 y 45 minutos posterior, con o sin pedicura. En Tailandia puedes hacerte este masajes mientras charlas con amigas y, sinceramente, ¡es una auténtica maravilla! Eso sí, si vas a una sala de masajes de barrio, ojito con hacerte allí la pedicura. Las tailandesas son mucho mejores masajeando que cortando y pintando las uñas. ¡Yo te he avisado!

Masajes con pedicura

Llamamos masajes con pedicura a todos aquellas pedicuras que vienen precedidas de un masaje o viceversa, a todos aquellos masajes de pies que van seguidos de una pedicura. Son un combo perfecto para sentirte sana, limpia, relajada y guapa. Hacerse un masaje con pedicura debería ser obligatorio una vez al año, como mínimo.

Tipos de masajes para manos

Ya hemos visto que existen una infinidad de técnicas para masajear los pies. Pero no hemos acabado. Ahora vamos a ver qué reflexología y formas de masaje tenemos para las manos porque, cuidar de las manos con masajes regulares, no solo embellece y relaja las extremidades superiores, además mejora el funcionamiento de sus articulaciones, tonifica la piel, estimula la circulación y evita dolores. Cuidar las manos es belleza pero también es salud, mucha salud. ¡No lo olvides!

Masajeadores de manos

Aunque los masajeadores de manos no son tan populares como los de pies existen y funcionan muy bien. Los más habituales son los masajeadores a base de aire y calor que se utilizan para aliviar los dolores en dedos y nudillos, así como para tratar dolencias como la del túnel carpiano.

Masajes con parafina

Los masajes de manos con parafina son aquellos masajes que implican un baño previo de parafina. Esto es, sumergir las manos en parafina tibia con el fin de conseguir unas manos y unas uñas sanas, brillantes e hidratadas. Tras este baño se aplica un masaje relajante y reactivador de la circulación y, si lo deseas, una manicura posterior del tipo que tu quieras. No se lo digas a nadie, pero los masajes con parafina son de los preferidos por las novias así como una alternativa muy interesante para hidratar y relajar en profundidad tus manos.

Los baños de parafina son altamente beneficiosos para tus extremidades así que, con masajes o sin él, te los recomendamos. Mejor con masaje, nos ha fastidiado, pero no todas podemos hacernos un masaje con baño de parafina semanalmente en el spa mientras que, seguramente, si que podemos hacernos un bañito de parafina en casa con una pequeña bañera comprada al efecto. ¡Tú misma!

Masajes exfoliantes

Los masajes de manos exfoliantes son los que implican la aplicación de algún producto exfoliante. Normalmente, estos productos se aplican y se procede al masaje. Una vez terminado este masaje, se retira el producto con agua tibia, con una toallita, etc. Depende totalmente del producto. Van genial para limpiar las impurezas, las células muertas y las durezas de las manos. Persiguen un efecto rejuvenecedor y embellecedor de tus extremidades superiores. Si después del masaje exfoliante de manos te realizas una manicura, ¡terminarás el día con unas manos radiantes!

Masajes con aceites

Los masajes de manos con aceites son aquellos masajes de manos que, como su nombre indica, se realizan con aceites. Igual que ocurre en los  masajes podales y corporales con aceites, según el aceite que escojas disfrutarás un olor, una textura y unas propiedades diferentes. ¿Ventajas del aceite? Que es muy fácil de usar y que, con frecuencia, el que vale para pies también vale para manos y para el resto del cuerpo, aunque no siempre. Además, la hidratación se nota inmediatamente y, si te gusta la sensación de aceite sobre la piel, dura un buen rato. Personalmente los masajes de manos con aceite siempre me resultan muy relajantes y los termino con una manicura (si tengo tiempo). Para mi, es el remate perfecto.

Masajes hidratantes

Llamamos masajes de manos hidratantes a aquellos que buscan, sobre todas las cosas, hidratar nuestras manos. Pueden hacerse con agua, con geles, con parafinas, con aceites y, por supuesto, con cremas hidratantes.  Existen casi tantas cremas de manos hidratantes como mujeres en el mundo. Nosotras ante la duda apostamos por las cremas hidratantes de manos de fórmula noruega que, con masaje o sin él, van muy bien para hidratar las manos, sobre todo en invierno y en verano (lleva un bote pequeñito en el bolso e hidrata regularmente -cuando te acuerdes, vamos-, ¡ya verás qué rápido notas la diferencia!). Siglos y siglos de frío han hecho de las nórdicas unas maestras en lo que a cuidado de las manos se refiere.

Masajes con manicura

Los masajes de manos con manicura son todos aquellos masajes de manos, del tipo que sean, que se rematan con una manicura. Como ocurre con los masajes de pies con pedicura, son la combinación perfecta para balancear salud y belleza, un ritual que todas deberíamos regalarnos de vez en cuando, sola o con amigas. Una delicia, un capricho, ¡una auténtica maravilla!