Pedicura

Contenidos
Artículo actualizado el 08/12/2022
Tabla de contenidos
Contenidos
Pedicura

En nuestro cuidado diario, los grandes olvidados son nuestros pies. Solemos ponernos cremas diarias en nuestra cara, en el cuerpo tras la ducha, cremas de manos, pero casi nunca pensamos en nuestros pies.

Día tras día los castigamos con calzado no demasiado cómodo, largas caminatas, horas de pie o posiciones inadecuadas. Debemos recodar que son ellos los que soportan nuestro peso, nos permiten caminar, correr, bailar, saltar… Así que es por esto, creemos que se merecen que les dediquemos un rato a cuidarlos de la mejor forma posible.

¿Qué es la pedicura?

La pedicura es el paso indispensable para tener unos pies sanos y bonitos. Por eso decimos que una pedicura -del laltín pedis (pies) y curare (cuidar, curar)- es un conjunto de acciones y tratamientos para cuidar y curar los pies

Es un tratamiento cosmético que se dedica al cuidado integral de los pies (no solamente de las uñas). El término pedicura viene del latín y significa “cuidado de los pies”.

¿Cuánto se tarda en una pedicura? ¿Cuál es la frecuencia recomendada?

Por lo general el tiempo que se tarda en realizar una pedicura profesional está entre los 60 y los 90 minutos. Este tiempo dependerá de los servicios que se incluyan.

La recomendación suele ser de una pedicura cada 4 semanas. Este es el tiempo en el que tardan en volver a salir las durezas, se acumula piel muerta en la planta de los pies y las uñas crecen lo suficiente para cortarlas de nuevo.

Beneficios de la pedicura

  • Prevenir la malformación de uñas y callosidades.
  • Limpia impurezas y elimina células muertas.
  • Tonifica y activa la circulación sanguínea, ayuda a desinflar, drenar líquidos y liberar toxinas del cuerpo.
  • Evita el envejecimiento.
  • Hidrata y refresca, previene el agrietamiento de los pies.
  • Reduce el estrés y nos relaja.
  • Mejora nuestro estado de ánimo.
  • Además, previene posibles afecciones de los pies, como pueden ser: callos, pie de atleta, hongos, uñas encarnadas, etc.

Masaje-pies

Tipos de pedicura

Al igual que sucede con la manicura, existen diversos tipos de pedicura, efectos y presupuestos.

Con independencia de que te hagas la pedicura en casa, en el salón de belleza o en el spa, una buena pedicura tiene debe incluir limpieza de pies, eliminación de durezas e imperfecciones, retirada de cutículas (o no), limado y cortado de uñas y, si lo deseas, esmaltado de cualquier tipo (endurecedor, brillo, color, etc.).

Veamos ahora los tipos de pedicura más habituales:

Pedicura simple

Llamamos pedicura simple al limado, cortado y pintado de uñas.

Este tipo de pedicura no incluye limpieza de pies, eliminación de durezas, masajes o tratamientos más elaborados.

Es fácil de hacer, tanto en casa como en el centro de belleza, y también es la más barata. Sólo es necesario un kit de pedicura con lima, empujador de cutículas, cortaúñas y un esmalte de tu gusto.

Dura mínimo una o dos semanas aunque, como en el caso de las manos, depende mucho del uso que des a los pies, la calidad del esmalte y la velocidad a la que crezcan tus uñas.

Pedicura básica o clásica

Llamamos pedicura básica o clásica a una pedicura completa pero sin extravagancias.

Puede hacerse con un kit de pedicura básico (lima, empujador de cutículas y cortauñas), aunque con frecuencia en los centros de belleza se utilizan tornos y fresas (similares a los usados en la manicura rusa) para atacar las durezas e imperfecciones de los pies.

La pedicura básica o clásica sí incluye limpieza de pies (a menudo con remojo en una bañerita de agua tibia para pies), eliminación de durezas de talones y pulgares con una piedra pómez o torno (que no hace ningún daño), limado y cortado de uñas (prestando atención a futuros problemas como el encarnamiento de uñas) y, si lo deseas, esmaltado

Dura mínimo un mes aunque, como decíamos, depende de lo que hagas con tus pies. Para un buen cuidado de los pies, conviene hacerse una pedicura de este tipo al menos una vez al año (más, si puedes).

Pedicura completa

Es un tratamiento más largo y más costoso que la pedicura básica.

Se busca eliminar células muertas de la piel procediendo a sumergirlos en agua o realizando una exfoliación con parafinas, geles u otros productos. Por supuesto, también se cortarán y limarán las uñas.

Normalmente, se termina con un masaje e hidratación de los pies.

Este tipo de pedicura, además de eliminar células muertas, te ayudará a eliminar callosidades y evitar los talones agrietados y las durezas.

Pedicura spa

La pedicura spa es la más avanzada y sofisticadas de las pedicuras.

Es la que te haces en el spa, el talaso o el balneario. Incluye una pedicura clásica profunda, a la que se añade cualquier tipo de tratamientos de salud y belleza para los pies que te quieran ofertar.

Así, durante una pedicura spa tus pies pueden ser sometidos a masajesexfoliantesaceitesenvolturasbarros, etc.

Por un lado, se busca hidratar y relajar los pies; por el otro, la intención es darte un capricho y regalarte nuevas sensaciones para sentirte fantástica.

Como en las anteriores, la pedicura spa implica  también limpieza, eliminación de durezas e imperfecciones, retirada de cutículas, limado y cortado de uñas y, si lo deseas, esmaltado (con endurecedor, brillo, color, etc.). Depende de la técnica de pintado que se aplique, durará más o menos, pero sus efectos de salud serán más duraderos, ya que son más profundos.

Dentro de la pedicura spa, podemos incluir la pedicura de piedras, una tipo de pedicura básica que se sofistica al incluir un agradable masaje con piedras calientes.

Estamos hablando más bien un tratamiento de bienestar antes que estético: no solo se centra en la apariencia, sino que consigue mejorar la salud del pie, activar la circulación y reducir las tensiones.

¿Qué se hace en la pedicura spa?

Suelen realizarse baños de sales aromáticas y aceites esenciales que aportan nutrientes y grandes beneficios para la piel. Los aceites más usados suelen ser los de lavanda, menta o geranio.

Durante el tratamiento también se exfolia la piel para eliminar cualquier célula o piel muerta, dejando el pie completamente limpio y libre de bacterias.

Además, se suele terminar con un masaje relajante también con aceites esenciales. Estos masajes —al igual que los baños de sales y aceites— tienen como objetivo eliminar la tensión acumulada, mejorar la circulación y drenar la retención de líquidos. Mediante el masaje, al aplicar presión en el pie, se consigue relajar el cuerpo, ya que en la planta del pie tenemos unas 2000 terminaciones nerviosas.

pedicura-francesa

Otros tipos de 'pedicura'

Este apartado, en realidad, podría llamarse 'formas de pintar las uñas una vez que ya está hecha la pedicura' o 'tratamientos que podemos aplicar antes y después de hacernos la pedicura para tener unos pies más sanos y bonitos'. 

Pedicura semipermanente (uñas de gel)

Si has leído los artículos manicura y cómo hacer manicuras y pedicuras semipermanente en casa ya sabes que soy superfan de este tipo de manicura y pedicura.

Me encanta lucirla y me encanta hacerla porque, igual que en las manos, me la puedo hacer yo solita en los pies con un kit de manicura y pedicura semipermanente.

Este tipo de pedicura implica una pedicura previa; esto es, limpieza de pies, retirado de cutículas, cortado, etc. A esto se añade la pintura, del mismo modo que en una manicura semipermanente 

¿La principal ventaja de esta técnica?

Que si las uñas de los pies no te crecen muy rápido el color de esta pedicura puede durarte perfecto un mes, y digno dos (también en verano). ¡Es un bombazo!

La pedicura semipermanente también se puede llamar pedicura uñas de gel pero. Sin embargo, no se ponen uñas postizas sobre las uñas de los pies: lo que se utilizan son esmaltes de gel aplicados directamente sobre las uñas naturales.

Sería un poco complicado ponerse uñas postizas a lo Rosalía en los pies, ¿no crees?

Si quieres saber más sobre la pedicura semipermamente o de uñas de gel, no dejes de leer el artículo sobre cómo hacerte la manicura (o pedicura) semipermanente en casa.

Pedicura francesa

Llamamos pedicura francesa a cualquier tipo de pedicura que termina con un acabado a la francesa.

El acabado 'a la francesa' consiste en pintar las uñas de los pies con una base clarita (tipo rosa palo, nude, etc.) y aplicar al final de la uña un reborde blanco.

En uñas de los pies largas y delgadas puede quedar muy bonita.

Pedicura americana

Llamamos pedicura americana a cualquier tipo de pedicura con finaliza con pintura a la americana.

La pedicura 'a la americana' es como 'a la francesa' salvo que el borde blanco se difumina sobre el fondo de la uña.

Lo mismo, en uñas de los pies largas y delgadas puede quedar muy bonita.

Pedicura para novias

Como ocurre con la manicura para novias, la pedicura para novias existe y no existe. Existe porque en algunos sitios se oferta 'pedicura para novias', pero no hay ningún tratamiento ni ritual específico de pedicura para las futuras esposas.

Es una estrategia para vender pedicuras, normalmente, más caras de lo normal. Por eso te recomendamos huir de cualquier producto (pedicura o lo que sea) 'para novias' y confiar siempre en tu instinto o en tu esteticien de siempre, especialmente en un día tan importante como el de tu boda. 

Pedicura 'ojos de gato'

Llamamos pedicura 'ojos de gato' a toda aquella manicura que termina aplicando un esmalte de acabado efecto ojos de gato.

Esto es, que dibuja una especie de línea o vía láctea sobre el color base aplicado a nuestra uña.

Esto que a primera vista suena tan galáctico es muy fácil de hacer.

Solo necesitas un esmalte que lo permita (no vale cualquier esmalte) y un stick magnetizado especial (pero barato).

Es una de las pedicuras más sencillas y vistosas para hacer en casa.

Pedicura de peces o ictioterapia

Llamamos pedicura de peces o ictioterapia a la práctica por la cual una mete los pies en una pecera llena de peces garra rufa o peces doctor (doctor fish) que eliminan a base de mordisquitos la piel muerta de las extremidades.

Desde Sparelajarse desaconsejamos esta práctica porque:

  • Es cruel con los animales
  • Puede provocar infecciones

¡Cuida tus pies!

Mantén tus pies limpios y secos, sobre todo en verano, que se suda más. Sécate bien los pies tras la ducha, especialmente entre los dedos, para evitar hongos y pie de atleta.

Utiliza zapatos que se ajusten a las necesidades de tus pies y evita que te aprieten.

Eleva los pies cuando estés sentado para mejorar la circulación de la sangre. Y, si pasas mucho tiempo sentado, tómate pequeños descansos para levantarte y caminar.

En verano debemos duplicar su hidratación para evitar una excesiva sequedad que pueda dañarlos, así evitaremos grietas y descamaciones.

Realiza al menos una pedicura al mes, para sanear tus pies. Además, el hecho de que tus pies sean revisados por manos expertas siempre es buena idea.

Si has leído hasta aquí habrás podido comprobar que el cuidado de los pies es algo fundamental para tener una buena salud, y no algo meramente estético (o solo para mujeres).

¡Yo que tú no me lo pensaría e iría pidiendo cita!

¿Estás buscando un spa o balneario en el que relajarte?

¡CONSULTA NUESTRO BUSCADOR PARA ENCONTRAR EL ESTABLECIMIENTO QUE MEJOR SE ADAPTE A TI!

 

Suscríbete a Sparelajarse