Exfoliación

Contenidos

Existen infinidad de tratamientos exfoliantes para la cara pero todos son físicos o mecánicos químicos o peeling. En crema, en gel, en cristal, en máquina, con uno o con mil ingredientes, todos los exfoliantes faciales son de uno u otro tipo. No hay más categorías.  

Para que puedas escoger el exfoliante facial que a ti más te guste y, sobre todo, el que le vaya mejor a tu piel (y a tu bolsillo, que todo hay que tenerlo en cuenta), hemos escrito este artículo sobre tratamientos exfoliantes faciales. En él vamos a analizar en profundidad todos los tipos de tratamientos exfoliantes que puedes encontrar (para usar en casa o para usar en balnearios, spas, talasos y en centros estéticos especializados), cómo funcionan, cómo se aplican y qué efectos deberían lograr. Nuestro objetivo es informarte bien para que puedas escoger en consecuencia. 

Y, por si no tienes tiempo para tanta profundidad, también te contamos cuáles son los tratamientos exfoliantes más vendidos del momento, los mejor valorados por los usuarios, y alguna idea más que a nosotras nos gusta para exfoliar. Como ves hay mucho de lo que hablar así que, si te parece, ponte cómoda que empezamos.

 

Como decíamos al comentar, según la forma de exfoliar que tengan podemos clasificar los exfoliantes en dos grandes categorías: tratamientos exfoliantes físicos o mecánicos y tratamientos exfoliantes químicos o peelings. La principal diferencia entre los exfoliantes de una y otra categoría es que los exfoliantes físicos o mecánicos  elimina las células muertas por fricción, mientras que los exfoliantes químicos o peelings se meten en la piel para eliminar su parte muerta. 

Ahora que ya sabes cuáles son las dos formas posibles de exfoliar la piel que existen, vamos a explicar con detalle las diversas formas de ejecutar cada una de ellas. Así, llegado el momento, podrás elegir el tratamiento facial que más te convenga porque existen diferentes técnicas de exfoliación para diferentes momentos de la vida. 

Exfoliantes físicos o mecánicos

Los exfoliantes faciales físicos o mecánicos son aquellos que te exfolian, que te limpian, por fricción. O, dicho de otra manera, frotando. El exfoliante facial físico o mecánico más 'sencillo' o típico tiene forma de gel (tipo gel de ducha o shapoo). Este gel contiene pequeñas partículas que, al aplicarse en masaje sobre la piel, limpian, lijan suavemente la epidermis para eliminar sus células muertas. A este tipo de geles o tratamientos se le suele dar el nombre de scrub (cuando son tipo geles) o gommage (cuando son tipo mascarilla o mascarilla de aplicación, secado y quitado).

Ojo que no solo de srubs gommages se compone la categoría de exfoliantes faciales físicos o mecánicos. En este apartado también se incluyen otro tipo de exfoliantes como las telas de microfibra (tipo manoplas de exfoliación), las hojas de exfoliación adhesivas, los exfoliantes con micro-beads y los hechos con huesos, cáscaras, plásticos o cristales (como el NeedCrystals que ya hemos visto que está entre los exfoliantes mejor valorados por los usuarios), entre otros materiales. 

También existen multitud de esponjas (como las esponjas faciales de Konjac), piedras (tipo piedra pómez de toda la vida pero más suaves porque son para la cara), cepillos manuales y eléctricos (tipo cepillo facial Fancii), maquinas limpiadoras (como el limpiador de puntos negros Mosen) y jabones exfoliantes que pueden aplicarse fácilmente. Si te apetece, puedes elaborar tus propios exfoliantes faciales caseros con bicarbonato, limón, aceite de oliva, café, azúcar, clara de huevo o cáscara de naranja, entre otros ingredientes. Y, muy importante, algunos métodos exfoliantes pueden combinarse para conseguir efectos más profundos (como, por ejemplo, esponjas y geles o máquinas y cremas). 

  • Geles / scrubs

  • Guantes, toallitas y telas de microfibra

  • Polvos, micro-beads y otras partículas

  • Jabones y esponjas

  • Barras y piedras

Si no eres de exfoliantes en cremas y jabones o si buscas una forma de exfoliar y limpiar tu cara distinta, prueba los cepillos eléctricos o las máquinas exfoliantes. Estas máquinas exfoliantes y/o limpiadoras (con frecuencia también masajeadoras) son pequeñas herramientas que ayudan a tersar, estirar y extraer impurezas de la piel de la cara al tiempo que la relajan. Se pueden usar 'a pelo' o se pueden combinar con otros productos (como aceites, jabones, geles, etc.) para conseguir efectos de limpieza e hidratación aún más profundos

Este tipo de máquinas viene pisando tan fuerte que una de ellas ocupa el puesto número uno en el listado de productos mejor valorados en exfoliantes faciales de Amazon. El número uno, ¡el preferido por todos los usuarios de exfoliantes de todo Amazon!  

  • Cepillos eléctricos

  • Limpiadores de poros 

  • Otras máquinas exfoliantes

  • Dermoabrasión y microdermoabrasión

La dermoabrasión es una de las técnicas más modernas y potentes de exfoliación facial mecánica, donde dermo es piel y abrasión es "desgastar por fricción". Así pues, la dermoabrasión consiste en lijar la parte superior de la cara para eliminar la piel muerta y, con ella, su suciedad e imperfecciones. Este lijado puede hacerse con herramientas como las puntas de diamante y es un proceso muy delicado que se utiliza para tratar manchas, arrugas, cicatrices, etc. con muy buenos resultados después de varias sesiones (dependiendo del tipo de piel y del objetivo a conseguir).  

Por su parte, la microdermoabrasión es una dermoabrasión más sutil pero una exfoliación mecánica muy profunda también. Menos potente pero más sencilla de hacer. Aunque tanto microdermoabrasión como dermoabrasión pueden hacerse en casa, en Sparelajarse te recomendamos hacértelas en un centro médico-estético con profesionales correctamente acreditados. Por seguridad y por asegurarte de que el tratamiento está bien hecho y llegas a los resultados que quieres. Busca un buen sitio que pueda garantizarte resultados, tenga clienta satisfechas y ofrezca precios razonables. 

Exfoliantes faciales químicos o peelings

Los exfoliantes faciales químicos o peelings (a veces llamados peeling químicos o pelados químicos) son aquellos que para eliminar las células de piel muerta, para limpiarte la piel se meten dentro de ella. Una vez en tu piel los ingredientes de estos exfoliantes provocan que la piel muerta se separe de la viva y caiga, dejando solo las células fuertes y sanas en tu cara. Pueden ser ácidos (cuando trabajan con células vivas y llegan a la dermis) o enzimáticos, pero todos promueve la regeneración del conjunto facial, lo que se traduce en una cara más suave, más sana, con menos arrugas, más luz y más joven, en definitiva, más bonita y saludable.

Pero además de cremas y geles (estilo el Brightening Peeling Gel de Dr. G), de aerosoles, ampollas (tipo las Night Peelde Isdin) y de otros tratamientos exfoliantes faciales químicos que se pueden aplicar de forma cómoda y segura en casa, existe otro tipo de peelings más profundos. Algunos son de fácil aplicación, otros deben ser aplicados por personal debidamente acreditado para garantizar un efecto eficiente y la seguridad de la persona que los recibe. 

No te preocupes ni te asustes, vamos a explicar bien todas las opciones para que entiendas mejor qué tipos de exfoliantes químicos hay para la cara y sepas qué implica cada uno. Así, llegado el momento, podrás elegir el que más te convenga a tí.

  • Exfoliantes faciales con ácido alfa hidroxilo (AHA)

Los exfoliantes faciales con ácido alfa hidroxilo (AHA) son aquellos que contienen ácidos caboxílicos naturales. Entre los ácidos más comunes de estos exfoliantes se encuentran el ácido cítrico (C6H8O7, un potente antioxidante que encontramos en frutas como el  limón, la naranja y la mandarina), el ácido glicólicoo hidroxiacético (C2H4O3, se extrae de la caña de azúcar y se utiliza para tratar arrugas, estrías, cicatrices y acné), el ácido láctico (C3H6O3, se obtiene principalmente de los azúcares de la leche, la uva, la caña de azúcar o el almidón vegetal), el ácido málico (C4H6O5, asilado por primera vez en la sidra y muy presente en membrillos, uvas, manzanas y cerezas) y el ácido tartárico o tártrico (C4H6O6, presente en muchas plantas, la uva entre ellas), aunque no son los únicos. 

Pero, ¿qué hacen los AHA exactamente? Romper y eliminar los lazos entre las células muertas de la capa córnea de la piel (que no es sino la parte superior de la epidermis), lo que provoca la estimulación celular y acelera el proceso de regeneración de las células basales de la capa más profunda de la piel, como destaca Cosmetologas. "Está científicamente demostrado que los ácidos alfa hidróxido recuperan la apariencia saludable de la piel, estimulan la formación de colágeno y elastina, y atenúan las arrugas y líneas de expresión", recoge el mismo portal que recuerda que, gracias a los AHA, aumenta el grosor de la capa profunda de la piel (porque ayuda a producir colágeno), lo que lo hace un excelente tratamiento facial para tratar problemas de acné, piel seca, poros dilatados, espinillas, microquistes y pigmentación, entre otros.

  • Exfoliantes faciales con ácido hidroxilo beta (BHA)

Los exfoliantes faciales con ácido alfa hidroxilo (BHA) son aquellos que contienen ácidos carboxílicos naturales en su forma beta. El más importante es el ácido salicílico o ácido 2-hidroibenzoico (C7H6O3) y ha demostrado ser un excelente limpiador cutáneo, razón por la que suelen recomendarse para quienes tengan problemas de acné, poros obstruidos y psoriasis, entre otras cuestiones. 

Está científicamente demostrado que las exfoliaciones con BHA ayudan a controlar la secreción del sebo y a limpiar la piel. De hecho, no son pocos los estudios que aseguran que los exfoliantes con ácido hidroxilo beta (BHA) son mejores que los exfoliantes con ácido alfa hidroxilo (AHA) ya que actúan a un nivel más profundo de la piel y, por eso, suelen dar mejores resultados

  • Exfoliantes con ácido retinoico

Los exfoliantes faciales con ácido retinoico son aquellos que implican retinol y/o ácido retinoico (AR), un ácido que se obtiene a partir de la vitamina A muy presente en vegetales como la zanahoria, la lechuga iceberg, la batata, los mangos y la pimienta roja. Aunque la vitamina A es famosa por ser un importante nutriente para tener una buena vista, también tiene muy buenas cualidades antioxidantes, para el crecimiento y la división celular, de ahí que sea tan útil en tratamientos dermatológicos. 

Por lo general, los tratamientos exfoliantes faciales con ácido retinoico o retinol implican un nivel de acción más profundo que los tratamientos exfoliantes con ácidos hidroxilo (tanto AHA como BHA), porque penetran más profundamente en la piel. Suelen recomendarse para tratar cicatrices, arrugas fuertes y problemas de pigmentación. Por su complejidad, muchas veces se aplican en clínicas médico-estéticas y centros especializados. Para efectos aún más profundos, suele aplicarse con exfoliantes o peelings de solución Jessner que vamos a explicar a continuación.

  • Exfoliantes o peelings de solución Jessner (antigua fórmula de Coombes)

Los exfoliantes o peelings de solución Jessner son aquellos que siguen el modelo del dermatólogo Max Jessner. Este tratamiento facial incluido en el grupo de los exfoliantes químicos contiene ácido salicílico, ácido láctico, resorcinol o m-dihidroxibenceno (C6H4(OH)2) y etanol o alcohol etílico (C2H5OH). La fórmula de los exfoliantes de solución Jessner limpia bien la piel, pero no lo hace tan profundamente como otros peelings. Por eso, suele aplicarse en combinación con otros exfoliantes de tal manera que el peeling Jessner prepara el terreno para un exfoliante más fuerte que venga después (como, por ejemplo, el exfoliante de con ácido reinoico como el que acabamos de explicar). 

  • Exfoliantes con aceites de crotón (en origen peeling de fenol)

Aunque los exfoliantes con aceites de crotón y los peelings de fenol son cada vez más difíciles de encontrar, aún gozan de cierta popularidad porque fueron tratamientos muy utilizados en Hollywood a principios del siglo XX. Explicamos en qué consiste este tipo de exfoliación para tu información, pero hoy en día hay muchas técnicas mejores y más recomendables. 

Los exfoliantes con aceite de crotón / peelings de fenol son aquellos cuyo principal ingrediente es el aceite de crotontiglio. El aceite de crotontiglio se extrae de las semillas del croton tiglium o piñón de Indias, una de las 50 hierbas usadas por la medicina china tradicional. Estas semillas se apodan también como granos de Tilly, granos de las Molucas o piñincitos de Indias pero mucho ojo con ellas porque su empleo tiene efectos tan purgantes que mal utilizados pueden ser peligrosos, hasta el punto de haberse prohibido su uso en múltiples países. 

Esto tratamientos pueden dar resultados asombrosos, pero también pueden resultar demasiado fuertes para las pieles más sensibles provocando escozor, irritación y otros problemas. Ante la duda, consulta con un especialista en dermatología.

Tratamientos exfoliantes mejor valorados

En el momento de escribir este artículo, estos son los tres mejores tratamientos exfoliantes para la cara según los usuarios de Amazon: el exfoliarte iluminador Acure, los exfoliarte facial natural de NeedCrystals y el exfoliante Squeaky Tea Tree.

Los tres exfoliantes consiguen una nota de sobresaliente por más del 85% de sus consumidores que, como puedes ver, ¡se cuentan por miles! Probablemente porque su relación calidad - precio es una de las mejores del mercado. 

Tratamientos exfoliantes más vendidos

El mejor tratamiento exfoliarte para tí es el que a tí te funcione. Ni más, ni menos. Por eso es importante que pienses en cómo sois tú y tu piel, y en qué resultados quieres conseguir exactamente. De ahí que el mejor consejo que podemos darte es que pienses, leas, elijas y pruebes hasta que des con el exfoliarte fácil de tu sueños.

Ahora, si quieres empezar probando los preferidos de la gente, los tratamientos exfoliantes más venidos en Amazon en el momento de escribir este artículo son el exfoliante Paula's Choice, el exfoliarte facial de arroz Kaishi y el jabón exfoliarte de Revitale. Si los pruebas, ¡qué los disfrutes!