¿Qué es una sauna finlandesa?

Contenidos
Autora: Naza Megías
Ficha actualizada el 28/06/2022

La sauna finlandesa, más que un tratamiento es toda una tradición en torno a la que gira la vida de este país nórdico.

Tan famosa que ha sido exportada a todo el mundo y cuyo nombre posee la única palabra que no ha sido traducida del finés a casi ningún otro idioma: “sauna”.

¿Eres fan del frío y te van los contrastes? 

Si es así quédate porque hoy te contamos qué es y en qué consiste la sauna finlandesa. 

Tabla de contenidos
Contenidos
Sauna finlandesa

¿Qué es una sauna finlandesa?

Más que un tratamiento, o una modalidad de baño, en realidad, la sauna es una de las tradiciones finlandesas más enraizadas. 

Se trata de un ritual higiénico y social ancestral que consiste en un “baño seco” en el que se pueden llegar a alcanzar temperaturas de hasta 80º y 100º. Una experiencia muy diferente del baño turco, húmedo y a no más de 70º.

Dicho así no parece muy atractivo, sin embargo se trata de una de las costumbres más enraizadas de Finlandia. Tanto, que se ha extendido por todo el mundo y se fabrican saunas que son capaces de adaptarse a estancias de casi cualquier tamaño.

La sauna tradicional en Finlandia se ubica en una estancia de la casa recubierta de madera que se calienta a través de una estufa y en la que se ubican piedras calientes sobre las que se vierte agua para generar un vapor conocido como löyly.

La tradición cuenta que este löyly es el espíritu de la sauna, por lo que no hay dos iguales. Cada sauna tiene su propio vapor, su propio löyly, su propio espíritu.

 

¿De dónde viene la sauna finlandesa?

Hay quien dice que en Finlandia la sauna podría tener más de 7000 años de existencia.

Y aunque su origen está ampliamente aceptado, lo cierto es que no está del todo claro, ya que se han encontrado, en la zona de los actuales México y Guatemala, restos de “saunas” precolombinas, llamadas temazcales, que guardan muchas similitudes con esta costumbre nórdica.

Volviendo al norte de Europa, en Finlandia las saunas más antiguas encontradas consisten, simplemente, en fosos que se excavaban en laderas con unas chimeneas donde se calentaban las piedras hasta que alcanzaban temperaturas altísimas y se les vertía agua para producir vapor. 

Posteriormente se empezaron a construir cuartos en las casas, que se utilizaban no solo como sauna, sino que, a temperaturas más bajas, era el centro de algunos de los momentos más importantes de la vida, la habitación más sagrada de la casa para los fineses: 

Las mujeres daban a luz allí, porque las paredes estaban recubiertas de hollín. A nosotros nos parece extraño, pero el hollín tiene componentes resistentes a las bacterias, por lo que se consideraba la habitación más limpia de la casa.

Era el lugar de purificación antes del matrimonio y también donde se lavaba y preparaba a los muertos para su entierro.

La sauna tradicional siempre está construida en madera, puede tener o no chimenea, pero lo que sí hay siempre es una estufa y las piedras en las que echar agua con un cazo para producir el vapor.

También es tradicional utilizar un haz de ramas de abedul, recogido a mano, con el que, después de haberlo remojado en agua (el haz) los fineses se azotan suavemente el cuerpo. Así mejoran la circulación sanguínea, se impregnan del olor agradable del abedul y alivian, limpian y calman los músculos doloridos.

Sauna finlandesa

¿Cómo se toma la sauna finlandesa?

Lo más importante es que tengas en cuenta que a la sauna finlandesa se acude sin prisas y se entra desnudo. 

La sauna finlandesa no tiene ningún tipo de connotación sexual. De hecho, la sauna tradicional era el lugar en el que se reunía toda la familia. Aunque sí es recomendable que utilices una toalla para sentarte. De esta forma no te quemarás.

Si no tienes experiencia puedes empezar a una temperatura más baja. Se aconseja un intervalo de entre 80º y 100º, pero puedes empezar por unos 60º e ir aumentando la temperatura según vayas teniendo experiencia en este ritual.

Precisamente lo que caracteriza este tipo de sauna es producir una atmósfera cálida, pero no húmeda, y como no se supera el 15-20% de humedad en ningún momento, se estimula la sudoración intensa, que hace que el organismo se refrigere y que la experiencia sea más cómoda.

Como ya vas intuyendo, la sauna finlandesa es un ritual casi sagrado. Por eso, en Finlandia, a los niños se les enseñaba a comportarse en la sauna casi como en la iglesia

Cuando lo necesites, vierte agua sobre las piedras para producir vapor, y sal a intervalos para refrescarte con agua fría (la tradición finlandesa es construir las saunas junto a los lagos y salir a pegarse un chapuzón en el agua helada o a rebozarse en nieve). 

Después, repite tantas veces como quieras y termina siempre con una ducha con jabón y bebiendo para rehidratarte. 

Lo que más hidrata es el agua, pero a los finlandeses les gusta hacerlo con cerveza. Si gustas… 

 

¿Qué beneficios tiene la sauna finlandesa para el organismo?

Si el disfrute y parar el reloj no te parecen suficientes beneficios para disfrutar de una buena sesión de sauna, sigue leyendo. Esta costumbre nórdica tiene mucho más que aportar de lo que parece. 

Aunque hay personas a las que la idea de sudar en un lugar cerrado no les haga gracia, lo cierto es que las altas temperaturas y el sudor ayudan a eliminar toxinas e impurezas, tanto de la piel (dilata los poros), como del resto del organismo. 

Además, ayuda a eliminar el ácido láctico, por lo que consigue que la recuperación de los músculos tras el ejercicio sea más rápida (y si reduce las molestas agujetas, eso ya es un gran punto a su favor). En consecuencia, también alivia el dolor de articulaciones y los dolores musculares

También ayuda a mejorar la respiración, ya que con el vapor la mucosidad se disuelve y se despejan las vías respiratorias.

Y la lentitud que impone el ritual hace que consigas entrar en una profunda relajación que disminuye los niveles de estrés y te ayuda a dormir mejor

No obstante, siempre es conveniente asegurarte de que puedes disfrutar de una buena sauna con seguridad. 

Debido a las temperaturas que se alcanzan, podría ser perjudicial para las personas que padecen enfermedades cardiovasculares o ansiedad, las que padecen hipertensión, problemas de coagulación o renales, así que si es tu caso, lo mejor es que consultes con tu médico antes de tomar una.

Sauna finlandesa

La sauna finlandesa, una costumbre ancestral… y divertida

La sauna más tradicional era una habitación de madera calentada con humo con solo una ventana para dejarlo salir cuando ahúma completamente la habitación.

Sin embargo, si hay algo que define a los finlandeses y a su amor por la sauna es la creatividad.

En las saunas modernas puedes encontrar algunas calentadas con humo, otras calentadas con leña, la forma más tradicional y mejor valorada por los finlandeses, y otras, eléctricas, que se calientan mediante grandes resistencias.

Pero no queda ahí la costumbre finlandesa de tomar una sauna. En Finlandia puedes encontrar saunas flotantes, saunas en barcos, saunas de hielo o saunas en teleféricos

Incluso el Parlamento finlandés tiene su propia sauna en la que los diputados debaten y en todas las embajadas y consulados finlandeses se dispone de sauna propia.

Y por si fuera poco, la sauna se ha llevado hasta a la guerra: durante los conflictos con la Unión Soviética, los finlandeses consiguieron reducir la incidencia de enfermedades derivadas de la falta de higiene porque disponían de saunas en tiendas de campaña.

 

 

Así que después de esto, si no tomas una sauna… solo puede ser porque no quieres, porque puedes encontrar una en casi cualquiera de los establecimientos de nuestro buscador. No serán tan divertidas como una sauna en un teleférico… pero para empezar están bastante bien.

¿Te atreves a probarla?

Suscríbete y recibirás un email mensual con todas las ofertas y descuentos de los establecimientos que más te interesen.